Dr. Ricardo Colín Piana
Médico Psiquiatra
Ansiedad
ANSIEDAD

INTRODUCCIÓN

Las emociones son señales adaptativas para la supervivencia humana, sin ellas es imposible afrontar las contingencias del medio ambiente, porque nos preparan para la acción. Las emociones nos alertan e indican que existe un problema a resolver al generar cambios neuroquímicos en el sistema nervioso. Este proceso se manifiesta en nuestros pensamientos, motivación y también en señales que envía nuestro cuerpo.

la ansiedad es una emoción básica que está presente en todos los individuos y nos remite a la percepción y activación necesarias ante un peligro o amenaza presente o futura. Con ella anticipamos un peligro, detectamos probables amenazas y activamos las conductas apropiadas para enfrentar, escapar o evitar las mismas. Cuando una persona camina por una calle tranquila y de pronto escucha el ladrido cercano de un perro, estimula la señal de alarma que despierta la respuesta emocional que llamamos ansiedad. El corazón comienza a latir con más fuerza y velocidad preparando al organismo para la huída, el sentido auditivo se amplifica y la persona atiende a los ruidos, las pupilas se dilatan y su vista se dirige al sitio desde donde se oyó el ladrido, los músculos de las piernas se contraen y se preparan para la huída.

Lo que ocurrió es que hubo un estímulo externo, el sonido, percibido por la persona mediante sus sentidos, y motivó una respuesta, (emoción) la ansiedad, que informó al cerebro que hay un peligro (pensamiento).

La ansiedad se convierte en enfermedad cuando se activa de manera  exagerada y de forma recurrente,  no se asocia o no distingue entre un estímulo peligroso real de uno imaginado, e interfiriere con la calidad de vida de la persona, imponiéndole limitaciones en su actividad cotidiana.
ANSIEDAD GENERALIZADA (TAG)

En este padecimiento, los enfermos están preocupados más frecuente e intensamente que el resto de las personas al enfrentar eventos problemáticos reales o imaginados.

En ellos las preocupaciones comprenden una amplia gama de eventos, y tienden a atribuir a los hechos cotidianos de la vida la categoría de problemas graves. Se puede escuchar a estas personas con largos listados de preocupaciones que los mantienen en un estado de alerta y vigilancia desagradable, con temores a que algo malo ocurra. Llegan a perder la capacidad de disfrutar de los momentos agradables de la vida, se perciben vulnerables para controlar los eventos del futuro, y exageran los datos que interpretan como peligrosos. Además hay otro fenómeno, la aparición de un nivel elevado de activación corporal que provoca impaciencia, cansancio, problemas para concentrarse o tener la mente tranquila, el estado de ánimo es irritable, hay contracturas musculares e insomnio o sueño fragmentado.

Una persona con preocupación excesiva por el bienestar de un hijo o de su esposa, tiene imágenes catastróficas que a menudo golpean su mente a lo que siguen pensamientos negativos: “¿y si se quedó sin batería en el celular y le pasa algo?” ¡no me llama, se demoró mucho! (¡Han pasado solamente quince minutos!)

Tiene conductas de evitación y de reaseguro como solicitar a su familiar que le llame tan pronto llegue o le envíe un mensaje. Intenta distraerse y eliminar esas imágenes temidas. Pero en su mente aparece una y otra vez la imagen de su familiar ensangrentado y asaltado. La preocupación es aún peor porque al intentar evitar las imágenes catastróficas surgen sensaciones físicas desagradables propias de la ansiedad. Los enfermos con TAG tienden a distorsionar los eventos de la vida e interpretan que está justificado preocuparse; y si sucede algo negativo, ello refuerza la creencia de que era razonable preocuparse. Soportar la incertidumbre propia de la vida es una de las dificultades mayores para estas personas.
Consultorio: Moras 330, Colonia del Valle, 03100, Distrito Federal, Ciudad de México
Teléfonos (+52 55) 5575 4926, 5575 5051
Correo electrónico:  rcolinpiana@prodigy.net.mx
Inicio
Información sobre los padecimientos.
Nota:
Esta información se proporciona con la finalidad de orientar al paciente, sin embargo, sólo el médico es el indicado para otorgar un diagnóstico
Curriculum
¿Qué es la depresión?
Contacto