Dr. Ricardo Colín Piana
Médico Psiquiatra
El trastorno de Pánico
Consultorio: Moras 330, Colonia del Valle, 03100, Distrito Federal, Ciudad de México
Teléfonos (+52 55) 5575 4926, 5575 5051
Correo electrónico:  rcolinpiana@prodigy.net.mx
Inicio
Información sobre los padecimientos.
Nota:
Esta información se proporciona con la finalidad de orientar al paciente, sin embargo, sólo el médico es el indicado para otorgar un diagnóstico
Curriculum
¿Qué es la depresión?
Contacto
CRISIS DE ANGUSTIA O ATAQUES DE PÁNICO

Son otra manera en que se presenta la ansiedad y se caracteriza por la aparición y recurrencia de crisis de miedo o terror intensos, con sensación de descontrol, de desvanecimiento o muerte, que se presenta súbita y espontáneamente en individuos que poseen predisposición, y por la preocupación persistente de volver a sufrir una crisis y de sus consecuencias.

Las personas que sufren de trastorno de pánico atienden selectivamente la información proveniente del cuerpo, auto-monitoreando la experiencia interna y atribuyendo un significado catastrófico a las sensaciones fisiológicas normales disparándose un intenso temor que perpetúa un patrón de conducta evitativa.

Una característica propia del trastorno por pánico es la tendencia a prestar mayor atención a las sensaciones corporales, dándole una interpretación errática de las causas, poniéndose en marcha el circuito de auto-activación en el que se ve aumentado el miedo y, por lo tanto la respuesta fisiológica asociada.

El diagnóstico de trastorno de pánico muchas veces se acompaña del diagnóstico de Agorafobia, el mismo consiste en la aparición de ansiedad al encontrarse en situaciones en las que escapar puede ser difícil o recibir ayuda en caso de sufrir una crisis de pánico o síntomas asociados. Los temores agorafóbicos suelen estar asociados con un conjunto de situaciones características: estar solo fuera de casa, mezclarse en un lugar con mucha gente o hacer una fila, pasar por un puente, tren o automóvil, estar en una sala de reuniones o en una clase.

El diagnóstico de una crisis de pánico abarca:
Aparición temporal y aislada de miedo o malestar intensos, acompañada de cuatro (o más) de los siguientes síntomas, que se inician bruscamente y alcanzan su máxima expresión en los primeros 10 minutos:

(1) Palpitaciones, sacudidas del corazón o elevación de la frecuencia cardíaca.

(2) Sudoración.

(3) Temblores o sacudidas.

(4) Sensación de ahogo o falta de aliento.

(5) Sensación de atragantarse.

(6) Opresión o malestar torácico.

(7) Náuseas o molestias abdominales.

(8) Inestabilidad, mareo o desmayo.

(9) Desrealización (sensación de irrealidad) o despersonalización (estar separado de uno mismo.)

(10) Miedo a perder el control o volverse loco.

(11) Miedo a morir.

(12) Parestesias (sensación de entumecimiento u hormigueo.)

(13) Escalofríos o sofocaciones.
Los criterios para el diagnóstico de agorafobia son:

A. Aparición de ansiedad al encontrarse en lugares o situaciones donde escapar puede resultar difícil (o embarazoso) o donde, en el caso de aparecer una crisis de angustia inesperada o más o menos relacionada con una situación, o bien síntomas similares a la angustia, puede no disponerse de ayuda.
Los temores agorafóbicos suelen estar relacionados con un conjunto de situaciones características, entre las que se incluyen estar solo fuera de casa; mezclarse con la gente o hacer cola; pasar por un puente, o viajar en autobús, colectivo, tren o automóvil.

B. Estas situaciones se evitan (p. ej., se limita el número de viajes), se resisten a costa de un malestar o ansiedad significativos por temor a que aparezca una crisis de angustia o síntomas similares a la angustia, o se hace indispensable la presencia de un conocido para soportarlas.

¿Qué es el Pánico?
Es la vivencia de miedo o terror, con sensación de descontrol, de desvanecimiento o muerte, que se presenta súbita y espontáneamente en individuos que poseen predisposición.


¿Cuáles son sus Modos de Manifestación?
¿Qué es la Agorafobia?

Es el miedo a sentirse solo, desamparado, sin escape e imposibilitado de recibir asistencia en caso de tener una crisis de pánico.

La agorafobia es una patología asociada, con altísima frecuencia, al pánico que se desarrolla como consecuencia del mismo, en la mayoría de los casos.

Criterios para el diagnóstico de agorafobia

A. Aparición de ansiedad al encontrarse en lugares o situaciones donde escapar puede
resultar difícil (o embarazoso) o donde, en el caso de aparecer una crisis de angustia
inesperada o más o menos relacionada con una situación, o bien síntomas
similares a la angustia, puede no disponerse de ayuda. Los temores agorafóbicos
suelen estar relacionados con un conjunto de situaciones características, entre las
que se incluyen estar solo fuera de casa; mezclarse con la gente o hacer cola; pasar
por un puente, o viajar en autobús, tren o automóvil.
Nota: Considerar el diagnóstico de fobia específica si el comportamiento de evitación se limita a una o pocas situaciones específicas, o de fobia social si tan sólo se relaciona con acontecimientos de carácter social.

B. Estas situaciones se evitan (p. ej., se limita el número de viajes), se resisten a costa
de un malestar o ansiedad significativos por temor a que aparezca una crisis de
angustia o síntomas similares a la angustia, o se hace indispensable la presencia de un conocido para soportarlas.

C. Esta ansiedad o comportamiento de evitación no puede explicarse mejor por la presencia de otro trastorno mental como fobia social (p. ej., evitación limitada a situaciones sociales por miedo a ruborizarse), fobia específica (p. ej., evitación limitada a situaciones aisladas como los ascensores), trastorno obsesivo-compulsivo (p. ej., evitación de todo lo que pueda ensuciar en un individuo con ideas obsesivas de contaminación), trastorno por estrés postraumático (p. ej., evitación de estímulos relacionados con una situación altamente estresante o traumática) o trastorno de ansiedad por separación (p. ej., evitación de abandonar el hogar o la familia).

¿Cómo se manifiesta la Agorafobia?

Evitando alejarnos de los lugares que consideramos seguros, como por ejemplo nuestro hogar, aunque en los casos de mayor gravedad también evitamos quedarnos solos en nuestra casa.
Si nos tenemos que alejar, necesitamos la compañía de alguien que consideramos protector.
Muchas personas evitamos el lugar donde ocurrió la primera crisis de pánico. En estos casos el temor se da por condicionamiento, o sea, asociamos una experiencia aterrorizante como el pánico a un evento neutral, por ejemplo viajar en ómnibus y a partir de entonces evitamos este medio de transportes. Luego, el temor suele generalizarse a otros medios de transporte.

Los medios y lugares más temidos son aquellos de los que nos resulta más difícil escapar, en caso de sentirnos mal o tener una crisis.

¿Qué es la Exposición Interoceptiva?

Es una técnica que ha demostrado ser una de las claves para el manejo del pánico.
Exposición Interoceptiva significa exponerse uno mismo, directamente a las propias sensaciones internas y provocarlas.
La palabra interoceptiva se refiere a la percepción que tenemos de los cambios en nuestro organismo.
El trastorno de pánico implica que nos volvamos extremadamente temerosos acerca de las propias sensaciones internas. A medida que tenemos repetidas crisis de pánico, uno va aprendiendo a temer a las propias sensaciones físicas, y a diferencia de otros temores fóbicos, no podemos escapar a nuestro propio cuerpo o a los síntomas que él mismo va generando, pero lo que sí podemos, es cambiar el estado de alerta, aprensión y vigilancia.
La solución consiste en reaprender que las sensaciones y síntomas de las crisis no son peligrosos.
En la exposición interoceptiva, el trabajo consiste en evocar a las sensaciones del pánico, para aprender a través de la experiencia directa que son inofensivas. El hecho de que podamos responder de manera diferente a estas sensaciones, las mismas dejan de ser ansiógenas.
Es necesario que lidiemos con las sensaciones mismas, y para eso el camino es la confrontación y no la evitación. Se trata de desensibilizarse mediante un descondicionamiento interoceptivo, para que volvamos al estado en el cual las sensaciones corporales internas no eran atemorizantes.
El pánico consiste en un temor condicionado y aprendido, que irá disminuyendo gradualmente y volviéndose cada vez más débil, hasta prácticamente desaparecer, en la medida en que se practique.

¿Qué es la Exposición En Vivo?

La exposición en vivo es una técnica que consiste en exponerse gradualmente a las situaciones activadoras de miedo inapropiado. Consiste en la confirmación de la no peligrosidad o amenaza enfrentando de forma gradual, e intercalando con técnicas de manejo de autocontrol, distintos estímulos asociados, partiendo de las situaciones que generan menor ansiedad yendo en aumento a las que mayor ansiedad despiertan.

Primeros episodios: Siguientes espisodios:
Mareos Palpitaciones
Palpitaciones Taquicardia,  hormigueo
Opresión en el pecho Palidez
Sudoración temblores Sudoración fría
Tensión muscular Dolor de estómago
Sensación de ahogo Cólicos intestinales
Sensación de atragantamiento
Manifestación Fisiológica
Manifestación Conductual
Escapar a un lugar seguro
Evitación
Paralizarse
Restricción de movimiento
Pedir ayuda
Actividades laborales, sociales, etc.
Pensamientos negativos Mayor negatividad         
Temor o miedo
“Voy a desmayarme”                                     Pérdida de confianza y autoestima
“Voy a perder el control” Frustración
“Es terrible, me puedo morir” Miedo al miedo
“No puedo dominarlo” “Es mas fuerte que yo”
Manifestación Cognitiva
Ejemplo,

Situación: sentado en la mesa después de un día agotador de trabajo

Mareo leve
“algo anda mal puede ser una crisis de pánico”

Síntomas de ansiedad
Más mareo, taquicardia, falta de aire, dolor en el pecho
“voy a tener un desmayo, voy a morir”
(Certeza en la idea disfuncional)

Errores en el Procesamiento de la Información:

El cristal con el que miramos el mundo, nuestro alrededor e inclusive a nosotros mismos orienta nuestra forma de vivir y de sentirnos. Este ¨cristal¨ son creencias y suposiciones que se van construyendo desde nuestra mas temprana infancia guiando nuestra forma de pensar y conducirnos.
Las personas que padecen algún trastorno de ansiedad suelen organizar sus ideas y sensaciones con un tinte catastrófico. Es decir, interpretan determinadas situaciones o estímulos de manera amenazante, esperando siempre lo peor.

Al referirnos a situaciones que generan ansiedad, los pensamientos automáticos que se disparan son disfuncionales, negativos y distorsionados, son vividos con absoluta certeza y sobre todo catastróficos.
Los pensamientos automáticos constituyen el fenómeno cognitivo identificable en el flujo de la consciencia. Son aquellas frases o imágenes que las personas se dicen a sí mismas, los auto diálogos que impactan en el estado emocional. La persona tiene la impresión de que son el reflejo exacto del mundo tal y como es,  sin la impresión de que se trata de valoraciones e inferencias subjetivas susceptibles de discusión y opinión.
La persona se dice a sí misma frases tales como “me muero” “y si piensan que soy un tonto” “y si hago un papelón”. Se trata siempre de autoverbalizaciones que denotan el riesgo, la amenaza, el peligro; las cuales presentes en la mente de quién se las dice disparan el sentimiento que denominamos ansiedad.
Las Creencias o Supuestos Básicos están implicadas en los esquemas cognitivos; son formulaciones generales, reglas de vida o fórmulas a partir de las cuales las personas piensan, sienten y actúan.
Ejemplo: una persona que sufre desorden de ansiedad social suele operar bajo la creencia “hacer un papelón es terrible y humillante, le gente te desprecia y te rechaza”.

Los Esquemas Cognitivos son estructuras de significado estable, ya no accesible a la conciencia, se deducen de los pensamientos automáticos y las creencias subyacentes. Engloban los procesos de pensamiento y la actividad imaginativa. Estas estructuras son fruto de la experiencia temprana, del intercambio con el ambiente.
Involucran una forma de mirar, de escuchar, prestar atención, codificar y almacenar la información así como también de recuperarla.

Los esquemas asociados a los desordenes de ansiedad orientan la atención hacia los aspectos más amenazantes del entorno y asignando significado amenazante a los elementos ambiguos. Se procesa y codifica la información de carácter peligroso, congruente con el esquema cognitivo ansioso. Ello facilitará su almacenamiento en la memoria referencial (a largo plazo), reforzando así el mismo esquema cognitivo ansiógeno, validándolo y perpetuándolo.
AMENAZA
(percibida)
Situación desencadenante
(interna o externa)
CRÍSIS DE PÁNICO
Interpretación o significado catastrófico
Sensaciones corporales
Temor / Aprensión